TUTORIAL. Imprimiendo linóleo en una prensa modelo Máxima.





Como ya dijimos en una entrada pasada, en cuanto a prensas, la técnica determina el tipo de máquina a utilizar, siendo, tórculos para impresión en metal o calcografías y prensas planas para linóleo o madera, la llamada xilografía.

Es común que solo tengamos a la mano el tórculo o prensa de rodillos por lo que imprimir planchas de metal en ellas no represente un problema, lo que si ocurre con planchas de mayor grosor como el linóleo y la madera por la altura de la matriz o taco que se nos presenta. Siguiendo unos pequeños trucos podemos adaptar el tórculo para la impresión de xilografía o linóleo.

Para asegurar unos buenos resultados y hacer el trabajo más simple podemos hacer un emplane para impresión.

1. Necesitaremos un cartón gris o piedra, de 1mm de grosor, aproximado. (es común encontrar en librerías de 1, 3 y 5mm)

2. Cortamos el cartón a la mitad buscando obtener dos partes iguales. Las dimensiones de nuestro emplane pueden depender del tamaño de nuesto linóleo, aunque no siempre.

3. En una de las dos piezas resultantes procedemos a hacer una ventana, como una especie de passepartout por el cual se asomará nuestra plancha grabada.

 4. Una vez la tengamos, haremos una bisagra que una las dos piezas con cinta de enmascarar, tanto por dentro como por fuera de las dos tapas.




 5. Hay que tener cuidado de que nuestra ventana deje pasar la plancha cuando la abramos, sin trabarse en los bordes. Hagámosla ligeramente más grande que la plancha para que ésta quepa facilmente.

6. Procederemos a pegar nuestra plancha dentro del emplane, con cola fría.  Puede hacerse, usando muy poca. La idea es que una vez la pasemos por la prensa la cola no escurra hacia los bordes y ensucie todo. Unos pequeños toques serán suficientes.

7. Una vez hecho, llevaremos nuestro emplane a la prensa para el ajuste de la cama.

8. Aquí nos encontraremos con el problema de la altura. Si ajustamos el rodillo muy cerca de la pletina la distancia no nos dejará pasar el emplane. Si lo abrimos mucho, puede que la pletina, sobre todo en prensas pequeñas por ser muy lijera no se desplace adecuadamente. Si por el contrario, "mordemos" el emplane con el rodillo buscando que ya quede dentro del mismo, una vez pasemos con presión y el taco salga del rodillo puede que salte, moviéndo la impresión y desajustando todo además de que poner el papel, por el espacio reducido que tenemos se vuelve un cacho.
Para quitarnos de encima todos esos problemas simplemente igualaremos la altura del emplane con unas simples piezas de cartón.
9. Colocando un par de trozos de cartón a cada lado del emplane tenemos ya que sobre la pletina existe una superficie continua de la cual sobresale nuestra plancha lo suficiente para la impresión. El trabajo queda nivelado ya que, como todo está a la misma altura el rodillo puede "morder" sin problemas y todo nos quedará parejo.


10. Procedemos a poner el fieltro en su lugar, haciendo un ajuste primario de la presión. Usamos un papel igual al de edición pero aún nada de tinta, todo será por ahora "en blanco". Estamos ajustando la prensa todavía.

11. Con el emplane fijo, el papel y el fieltro, habiendo dado una presión estimada, pasamos la pletina al otro lado buscando estar seguros de que todo funciona bien y no hay espacios o desniveles que interrumpan la impresión.

12. Llegado el momento de entintar el taco, ¿cómo lo hacemos? lo sacamos hacia la mesa, hay que poner y quitarlo cada vez...Aquí entra en juego nuestra "ventana" o passepartout, el que hemos hecho antes en el emplane.

13. Abriéndolo podremos entintar sin problemas, sobre la misma prensa y sin tener que mover el taco ni ensuciarnos las manos. Este método es muy práctico para aquellos artistas que cuentan con espacio reducido o que trabajan solos y deben realizar todas las operaciones de la impresión por si mismos.

14. Entintamos, cuidando no manchar más allá de donde debemos y sin preocuparnos de ser muy prolijos porque la ventana, una vez esté cerrada garantiza que el papel no se nos ensucie a resultas del trabajo con el rodillo y el color.

 15. Con la ventana cerrada solo resta colocar el papel, el que podemos hacer coincidir con marcas realizadas de antemano para que todas las estampas nos queden iguales y listo. A imprimir.



 16. La primera impresión con tinta nos servirá para ajustar la presión definitiva de la prensa, (la estampa resultante será una prueba de taller). Abriendo la ventana podemos entintar sin problemas y repetir el proceso hasta que quede como nos gusta.



17. Hay que recordar siempre poner el papel de impresión para no arruinar el fieltro. La ventana no nos permitirá equivocaciones, trabajaremos con las manos limpias y de forma constante sin sufrir saltos de la pletina, trabas o copias movidas.





¿Qué es el rigor artístico?






El rigor es:

Propiedad y exactitud o precisión en la realización de algo, especialmente en el análisis, el estudio o el trabajo.

En el fondo no es otra que hacer las cosas bien, como corresponde en pos de conseguir buenos resultados en la labor que se realiza y  se extiende a otras cosas que vienen de la mano con el ejercicio.

El buen hacer o "hacer bien" no es posible del todo cuando no se sabe cómo hacerlo. Aquí entra la educación, el aprendizaje y por ende, el rigor en este para transmitir procesos y métodos de manera correcta, (conocimiento a fin de cuentas) el cual se reafirma con ejercicio y práctica regular que es lo que "lo siembra" en el que aprende.
El buen dibujo es esencial para grabar bien, aunque a las finales no se dibuje de forma realista. 
Un pequeño grabado de Anders Zorg de 9x11cm tiene un precio estimado de 1.200 dólares.

Al mismo tiempo, ¿de qué sirve aprender y ser riguroso en la práctica artística? de mucho porque, a modo general:

Decanta del grupo a aquellos que son mejores en el ejercicio de una profesión u oficio.

Sirve como forma natural de segregar a quienes no tienen interés o voluntad para cumplir con determinada disciplina.

Puntualiza de qué manera se es "diferente" del resto y por lo tanto, más capaz.

El "talento" es apenas un 10% del total general en un buen artista, el resto es trabajo duro y práctica. Un artista serio estudia no solo los cuatro años que puede durar una carrera si no toda la vida, constantemente, buscando ser mejor y elevarse por encima de sus pares.


En Chile por desgracia no existe una academia de bellas artes que cuide del ejercicio artístico y tenga rigor en la formación profesional. La carrera, mal adoptada por las universidades es apenas un repaso de trozos inconexos de técnica y ejercicio, lo que sumado a mala enseñanza, repetición constante de errores y del mal aprendizaje que a su vez adquirieron algunos de los que por descarte les toca ser profesores (con honrosas excepciones) extienden en el tiempo las deformaciones teóricas y técnicas que al final heredan los clientes de estas instituciones porque, para remate, la figura del alumno que aprende por interés propio y en el cual se inculca la búsqueda de una vocación y el amor por un oficio ha sido reemplazada por la del cliente que paga un producto y que con superar apenas los ramos mediocremente tiene garantizado a final de la carrera el título por el que pagó. Título que una vez enfrentado a la vida le demuestran que prácticamente no se tienen herramientas ni habilidades para trabajar en lo que se estudió porque, fuera de ser profesor de arte en un colegio la mayoría no sabe o no tiene qué hacer con lo que le queda al final. ¿La solución? Hay que aprender y ser alumno.

Esto ayuda a instalar en la sociedad la idea de que el artista no tiene un trabajo verdadero, que es un flojo o un loco que pierde el tiempo. Es también una de las razones por que el arte es un área donde abunda la mediocridad y sobreabunda la teoría, lo que produce "obra" fácilista o hueca que apenas conecta con el público o consigue patrocinio y, fuera del mercantilismo y el mal gusto institucional apenas se vende.

El arte no solo es uno de los puntales principales de la civilización humana si no que también una industria que genera grandes ganancias cuando es bien dirigido y cumple su función. ¿La solución? parte de buenos artistas, de gente que estudie y se esfuerce, gente que tenga voluntad y sepa superar las deformaciones adquiridas, gente que se supere día a día y comprenda cuanto de lo producido no pasa de ser ejercicio y cuanto puede ser considerado obra. Gente que sea honesta y se esfuerce, que sea diferente y enriquezca. Solo con buenos artistas se pueden hacer buen arte, solo el buen arte se vende, solo las buenas exposiciones llaman a las buenas galerías, a las buenas bienales...el arte salva, pero solo si se tiene rigor.


Una de las mejores formas de aprender es mirando lo que han hecho otros. Ojo, mirar no es copiar. Un verdadero artista toma y "traduce" a su mano los recursos que se le ofrecen.

El consejo es: Aprende primero, púlete y muestra después.




Qué, por qué y para qué.

                                      


El proyecto.

Prensas Villazán es, primero que nada una empresa que tiene ya 16 años de experiencia en la fabricación de prensas y tórculos para grabado, además de muchos otros equipos de uso diverso que también fabrica se ha especializado en máquinas para impresión artística. Nuestros clientes son artistas independientes, particulares que trabajan en sus propios talleres y que requerían equipos de amplias prestaciones pero de diseño consecuente y racional, por eso no somos demasiado visibles a nivel público porque no hemos trabajado nunca con instituciones como escuelas o universidades, centrándonos en clientes privados.

El proyecto comienza una nueva etapa buscando cumplir en el tiempo con varios preceptos que lo justifican, siendo ellos los siguientes:

Rescatar la técnica. 

El principal freno para hacer grabado es la prensa. Un equipo grande y extremadamente costoso trae aparejado problemas de logística para concretar su uso. Es necesario un lugar adecuado para su instalación, el sitio deberá ser un espacio donde pueda estar para siempre como una casa amplia y que lo ideal es que fuera propia, porque nadie se puede estar cambiando de arriendo con una prensa de 100 kilos debajo del brazo a cada rato. 


El diseño de nuestros equipos están racionalizado para que el que quiera, pueda tener uno de tamaño acorde a sus necesidades artísticas y al espacio que ocupa. Un equipo que sea de fácil transporte y que una vez usado pueda almacenarse en cualquier espacio pequeño ahorra muchos problemas.


En general las casas tienden a ser más pequeñas y con el tiempo esta tendencia será mayor. Una máquina grande no cabe en un depa moderno, nuestro equipo más grande ocupa el espacio de una mesa de centro y puede echarse a un rincón cuando no la estemos usando y a pesar de esto, entrega una formato de impresión máximo nada despreciable (42 x 75 cm)


Visibilizar el grabado.

Si el arte y la técnica están supeditados a que solo pueden ser ejercidos por quien tiene los medios económicos o el espacio para comprar un equipo de grandes dimensiones, simplemente se muere. La técnica languidece y el grabado, se acaba. Las artes son entes vivos que necesitan del ejercicio democrático y de acceso a ellas por el público en general para que se renueven y mantengan vivas, crezcan y se multipliquen. Las élites no aportan nada nuevo y tienden a anquilosarse en lo mediocre y la repetición. Las artes necesitan del constante escrutinio público, del ejercicio que les brinda interés y movilidad. Un grupito haciendo flores, abstractos o perritos, sin poder enriquecerse técnicamente ni comparar, sin dar y tomar de otros simplemente arruina la técnica y mata la disciplina.

Masificar un oficio que no deja de parecerle interesante a quien lo descubre, cautivador a quien lo ejerce y maravilloso a quien lo conserva es posible si existen los medios, a la mano, fáciles de adquirir, que se requieren para su práctica. Nuestros equipos brindan la posibilidad y al mismo tiempo abren el mercado creando nuevos artistas, acerca la disciplina al público y genera espacios para la transmisión de la cultura.

                                      


Los equipos.

Todos nuestros equipos están fabricados en Chile utilizando materiales que se venden en el país, (salvo el fieltro que por su calidad, es importado) hechos completamente de acero, fierro, fierro. Algunas piezas están tratadas con cubrimiento de zinc (zincado) para evitar el óxido y la suciedad como es el caso de la pletina. En nuestros dos modelos Portátil y Compacta llevan este tratamiento debido a que debe ser el área más limpia del equipo.

Los diseños están pensados para hacer de los equipos máquinas útiles y sencillas que cumplan con los postulados del proyecto lo que no significa que se ha excluido de su fabricación nada que no debieran llevar. Nuestra política de buen diseño consiste en no poner una pared de ladrillos donde basta con una cortina, cuidar la proporción de los elementos que forman el equipo, los espesores, el tratamiento, el diseño de las piezas y su función, buscando poder producir dentro de determinados rango de costos lo que resulta en un precio asequible al final.

Nuestros equipos no precisan de mantenciones largas y costosas porque son prácticamente irrompibles. Están garantizados íntegramente ante defectos de fabricación o fallas del material, reparaciones que se realizan sin costo para el cliente, siempre que se compruebe que se ha observado y mantenido las condiciones de garantía que así lo exigen.




Precios.

La especulación extrema que en Chile afecta a todos los aspectos económicos no existe en nuestro caso. Hemos hecho un estudio coherente buscando un adecuado retorno de los costos y una ganancia justa que nos permita seguir funcionando adecuadamente y mantener el stock y las operaciones generales de la empresa. Es por ello que nuestro equipos no incluyen elementos que los encarecen ni mecanismos superfluos que a la larga no aportan nada al trabajo. Hemos tomado el concepto de las antiguas prensas de impresión y lo hemos adaptado en diseño y uso, simple, útil, seguro.

El precio de cada equipo vendido permite la generación de otro, por eso podemos mantener los precios estables por tiempos más largos sin variaciones ni reajustes. Para que esto sea posible las compras deber hacerse al contado. Para equipos fabricados a pedido utilizamos la modalidad de dividir el valor total en dos pagos, uno que se hace al momento de encargar el equipo y el otro cuando se entrega, lo que facilita a los compradores cubrir el importe más desahogadamente.


Innovación.

Nuestras prensas incorporan la innovación como elemento fundamental. Mecanismos y principios que pudieron mejorarse fueron re-diseñados o adaptados a nuevas soluciones para hacer el uso de las prensas más cómodo y seguro. Nuestras máquinas se hacen con diseños probados y sin "inventos" de ninguna clase. Pueden verse y probarse por el artista antes de la compra y dos de nuestros tres modelos se encuentran en stock permanente. Llegar y llevar, cuando se necesite.



Asistencia y Soporte.

¿No sabe cómo se usa? ¿Tiene alguna duda de cómo hacer tal proceso? Pregúntanos y te ayudaremos. Contamos con asistencia y soporte para que aquellos que no saben, saben o quieren aprender tengan una ayuda a mano. Nuestro blog publica trucos, tips y consejos de grabado. En nuestros equipos encontrará un completo manual de usuario e información de cómo adaptar la prensa para imprimir diferentes matrices. Libros y manuales sobre grabado podrá encontrar en nuestras publicaciones y en el futuro clases, vídeos y tutoriales en la página web de nuestra tienda online que estamos preparando donde podrá disponer de hasta 25 productos y útiles para trabajar adecuadamente.



¿Por qué?

Simplemente porque si no se cuida y se alimenta la disciplina el grabado seguirá siendo lo que hasta hoy, un ejercicio artístico moribundo, patrimonio de pocos que apenas lo practican bien, una gran interrogante para otros que podrían enriquecerlo pero a falta de guía lo practican mucho y mal cuando podrían aportar al acervo cultural del país, enriqueciendo culturalmente a la gente. Hacerlo crecer con calidad y rigor, manteniendo vivo uno de los oficios técnicos más ricos de la humanidad.




 ¿Para qué?

Para que un día podamos tener un salón nacional de grabado, concursos y exposiciones de calidad, cultores de esta arte con rigor técnico y riqueza artística. Certámenes culturales que no sean promocionados como ferias de colegio y cuyo premio sea cerveza gratis por un año. Para que crezca el deseo y quien quiera pueda y tenga con qué. Porque cuando hay muchos grabadores crece la necesidad de superación, se comparte lo aprendido, se compara y viendo la falencia técnica propia en el otro se quiere ser mejor y se ayuda a ser mejor. El arte crece, sale de las élites y se convierte en herramienta para hacer y decir.

Solo eso.






TUTORIAL: Cómo hacer un traspaso a linóleo.


Una de las cosas que a veces se nos hace más difícil es traspasar al material en el cual grabaremos un dibujo previo que hicimos sobre papel. Resulta que nos quedó como queríamos pero, ¡lo tenemos sobre papel! Y si lo dibujamos de nuevo puede que no nos quede como ya lo tenemos, el linóleo es muchas veces oscuro y dibujar sobre él es un poco cacho. Lo mejor es hacer un traspaso que si sabemos bien cómo no resulta para nada complicado.



Nuestro original pasado a limpio (hecho a pincel con tinta china en este caso) lo llevaremos a la fotocopiadora y le sacaremos unas copias en tonner, lo que nos permitirá "pasar" la figura al linóleo.


Necesitamos: Algodón y acetona, que es lo que mejor funciona. Antiguamente el tonner de fotocopiadora se traspasaba fácilmente con piroxilina pero ahora existen muchas máquinas que no lo permiten porque el tonner es diferente y puede que cuando usemos piroxilina no lo consigamos. 

Sirve acetona de limpiar uñas, aunque no es la mejor porque viene mezclada con esencia y perfume, pensado para cosmetica,(igual da buenos resultados) Lo ideal sería tener acetona pura y limpia, sin aditivos. ¿Dónde encontrarla? En una Droguería o tienda especializada. (ver el dato más abajo)


Las fotocopias y el linóleo. Linóleo vinílico Tarkett, para piso de 2mm.


 El proceso.

Colocamos nuestra fotocopia sobre el linóleo. Es importante tener en cuenta que lo mejor es traspasar dibujos a líneas y no figuras que tengan grandes zonas de negro pues el tonner se pega al linóleo y nos va a resultar un problema sacarlo. Si se pega demasiado puede romperse el papel y acabaría todo en desastre, así que un dibujo a líneas es lo mejor. Luego podemos redibujar sobre el linóleo como mejor nos parezca.


Empapamos una mota de algodón en acetona cuidando que no chorreé demasiado o de lo contrario la fotocopia se empapa y puede emborronarse destruyéndose el dibujo. Lo mejor es que el algodón tenga una buena cantidad de acetona pero que no moje el papel demasiado. Frotamos por la parte posterior de la fotocopia cuidando no hacer arrugas y lo más rápido que podamos pues la acetona se evapora pronto. 

Podemos volver a mojar el algodón varias veces e ir frotando sobre las líneas del dibujo con cuidado. Mientras más lo hagamos más tonner se desprenderá y mejor será nuestro traspaso.


Una vez estemos seguros que la copia es lo suficiente nítida para sacar el papel basta con levantarlo sin romperlo y estaremos listos. Si bien puede costar un poco al principio con la práctica se consigue un buen método para quitarnos el estar dibujando encima del linóleo con todos los problemas que conlleva. Si algún trozo de papel se queda pegado será fácil sacarlo frotándolo con los dedos debajo del chorro de agua. No se preocupen por el traspaso que una vez fijo no se borra con nada (salvo la misma acetona)


Una vez tengamos el traspaso hecho podemos redibujar algún detalle que nos quedase borroso o terminar nuestro dibujo sobre el taco con más cuidado.


Es importante dejar la acetona tapada y lejos de fuentes de calor para evitar accidentes. Los algodones quedan secos en unos minutos y desechandolos en la basura no habrá problemas con ellos.


Y ya. Listo, a grabar...


Dato: Acetona. Droguería Michelson: Calle Antonio Secchi 37, Of 2 P2, Ñuñoa, Santiago, Región Metropolitana. Teléfono:+56 2 2463 0499



Empezando el año.



El grabado, como disciplina técnica al margen de lo artístico está ampliamente documentado y es cosa de saber, y querer, buscar información al respecto para dar con bibliografía técnica e histórica. Acá les traigo un libro muy útil que a más de uno le hará concatenar buena parte de esos procesos sueltos que han aprendido aquí y allá, procesos que muchas veces se dictan incompletos o con falencias básicas de interpretación ante el vacío aparente de datos que en muchos casos no es otra cosa que flojera o poca imaginación por parte de aquellos que aprendieron a medias, para recoger con seriedad y rigor la información necesaria que al final es lo que permite el mejor y correcto ejercicio de la disciplina.

Aquí encontrarán información general, historia, técnica, procesos y metodologías que ayudan a que todo sea más fácil, hacen innecesario "inventar" lo que ya existe, acortando las distancias que siempre hay entre todos los elementos necesarios para el buen ejercicio de esta arte .